Seguimos con la segunda entrega de la serie dedicada al Cloud Computing podéis encontrar la primera entrega aquí. Como la mayoría de la tecnología, la computación en la nube tiene diferentes modelos de despliegue: público, privado e híbrido.

No hay un modelo de despliegue que funcione mejor para cada empresa.

Por lo tanto, los diferentes modelos de despliegue permiten a los clientes adaptar los servicios a sus necesidades.

La computación en nube es bastante flexible. Se ha referido a ella como elástica. Los modelos de despliegue permiten responder a algunos de los inconvenientes y riesgos de la computación en nube.

Despliegue de una Nube Privada

Una Nube Privada es un modelo de despliegue de computación en la Nube donde la empresa controla y es propietaria del centro de datos que proporciona los servicios de la Nube. Este es el modelo privado puro.

Una Nube Privada no utiliza la Internet pública. Utiliza la red propia de la empresa, y los servicios de la nube se entregan a través de la red de la empresa.

La Nube Privada permite a la empresa tener control sobre sus datos.

Las Nubes Privadas pueden ser físicas o pueden ser virtuales. Una Nube Privada física es donde la empresa tiene la custodia física del centro de datos donde se aloja la Nube.

Obviamente, esto puede proporcionar ventajas en cuanto a la seguridad de los datos. Sin embargo, la empresa está renunciando a las ventajas de la externalización de los costes en el mantenimiento de la Nube.

Construirse un Data Center no es nada barato. Supone tener hierro (máquinas), seguridad (firewall y no solo), personas (un buen administrador de Data Center es caro y muchas veces no es suficiente, licencias para todo el software, mantenimiento continuo de hardware y software y mucho más.

El hecho que un servidor esté en un Rack no evita que se pueda romper y por todos los RAIDS que le metas siempre hay un riesgo de perderlo todo sin procesos de Backup (que muchas veces por absurdo van en la Nube Pública)

Una Nube Privada Virtual o VPC es donde un proveedor de Nube pública tiene un conjunto dedicado de recursos de computación para un cliente específico.

Por lo tanto, los servicios de la Nube se proporcionan a la empresa a través de una red privada virtual.

Y la empresa obtiene las ventajas de que el proveedor de la Nube mantenga la infraestructura, pero aún así es capaz de controlar los datos y otras partes de lo que pueden ser recursos informáticos sensibles. 

Una Nube Privada Virtual utiliza un enfoque de red privada virtual para entregar servicios de Nube a la empresa.

Así que la red privada virtual sigue utilizando Internet, pero utiliza la Internet como un medio, y para conectarse a un servidor VPN donde los datos se entregan encriptados. Así que la VPN permite a las empresas extender su trabajo a centros de datos externos usando Internet.

La empresa no es propietaria ni tiene la custodia de las computadoras en el centro de datos del proveedor de la Nube.

Con los VPCs, el proveedor de la Nube puede tener el control de los datos, ya sea el control físico o como parte de los servidores dedicados en el proveedor de la Nube.

También es posible que una empresa compre hardware y que el proveedor de la Nube lo mantenga a través de una Nube Privada Virtual. De esta manera la empresa puede subcontratar el mantenimiento del hardware al proveedor de la Nube. Amazon, IBM, Azure, Google, todos ofrecen Nubes Privadas Virtuales.

Modelo de despliegue público.

Una Nube pública es el modelo de despliegue donde una empresa utiliza los servicios de un tercer proveedor. Los servicios de computación en la nube se entregan a través de la Internet pública.

Las ofertas de la Nube pública están generalmente disponibles para todos. Es una oferta totalmente pública y no hay momentos en los que se utilice ninguna red privada o hardware privado en absoluto.

Los servicios de la Nube pública se facturan sólo por los servicios que se utilizan. Las Nubes Públicas son típicamente centros de datos están en una ubicación segura.

Por razones obvias, los proveedores de Nubes escogen ubicaciones sísmicamente estables para mantener los centros de datos seguros.

Eso no significa que no haya desastres naturales y típicamente los proveedores de Nubes tienen estrategias de respaldo en caso de inundaciones, incendios u otros desastres naturales.

La Nube Pública está disponible para todos y está disponible a través de la Internet pública. Así que las empresas necesitan decidir qué modelo de computación funciona mejor para ellas.

Una vez más, hay compensaciones con este modelo de despliegue. Los grandes proveedores de Nube Pública como Aws, Azure y Google incluso te dejan elegir en que data center quieres alojarte y el coste varía dependiendo de donde están situados.

Modelo Híbrido

Una Nube Híbrida, como su nombre indica, es una mezcla de servicios de Nube privada (incluso virtual) y  Nube Pública.

Es una arquitectura o una solución que el cliente pone en conjunto. Los componentes privados de la Nube Híbrida son típicamente hardware comercial y los usuarios son capaces de hacer un uso eficiente del hardware y obtener los servicios gestionados.

El componente privado podría ser una Nube privada virtual, que se encuentra alojada en el proveedor de la Nube Pública o, de nuevo, alojada por algún otro tercero o en la propia empresa.

El componente público es típicamente un servicios de computación de un proveedor de Nube pública como Amazon o Azure. Por lo tanto, esta se puede considerar como infraestructura como servicio (IaaS).

Normalmente utiliza diferentes componentes público para el alojamiento, la infraestructura, la copia de seguridad en disco y otros elementos que forman parte de la infraestructura.

Un enfoque típico para este tipo de modelo es que las empresas utilicen la Nube privada para asegurar datos muy sensibles como transacciones de tarjeta de créditos, datos personales de clientes o incluso todos los datos relevantes para el negocio.

Existen empresa que tienen solo datos como activos (pensar el Facebook, AirBnb, Instagram) y no pueden permitirse (o no deberían permitirse) pérdidas o extravíos de los mismos. Dentro de la Data Governance una de las formas para entender el valor de un dato es preguntarse cuánto costaría recuperarlo o defenderse a nivel legal en caso de extraviarlo.

Tener los dato sensibles fuer del proveedor de la Nube pública da cierta forma de seguridad para la empresa y para los clientes. No hay que olvidar que un despliegue en nube híbrida facilita la movilidad de la empresa.

Si hace falta pueden cambiar el proveedor de Cloud computing público y todavía tienen control sobre lo que hay en su Cloud privado.

La Nube pública de nuevo se utiliza muchas veces como la infraestructura como servicio. Así que la empresa es capaz de obtener las ventajas de la experiencia, los diversos niveles de computación en nube, redes y otros servicios, y obtienen todas las ventajas de la externalización.

Todos los servicios de cloud computing deberían ofrecer ciertas eficiencias en diferentes grados, pero es probable que los servicios públicos de cloud computing sean más rentables y escalables que las nubes privadas.

Con la nube híbrida, una organización puede maximizar sus eficiencias empleando servicios públicos de nube para todas las operaciones no sensibles, confiando únicamente en una nube privada donde la necesiten, garantizando así que todas las plataformas estén perfectamente integradas.

El coste de una nube privada nunca va a ser parangonable al coste de una nube pública, sobre todo ahora que existe una fuerte competencia entre Microsoft Azure, Amazon AWS y Google.

Aunque estos tres operadores garantizan cierta seguridad, las empresas siguen sintiéndose incómodas en compartir los datos sensibles dentro de estas estructuras “públicas”.

Como son Norteamericana tienen cierta dependencia del gobierno estadunidense y del FBI, cualquier fiscal americano solicitado por cualquier empresa norteamericana puede pedir intervenir los datos y no quiero ni pensar lo que pueda hacer la CIA.

Si bien se ha pensado en un principio que la nube híbrida debía ser una especie de etapa intermedia para aquellas empresas que iban a moverlo todo en la nube, con el pasar del tiempo y con los últimos escándalos sobre datos sensibles perdidos o robados parece que esta arquitectura se está consolidando.

Segun la definición de Gartner un servicio híbrido de computación en nube abarca tanto las implementaciones de nube privadas como públicas, o las implementaciones de nube privadas o públicas dentro y fuera de las instalaciones.

Un servicio de cloud híbrido puede, entre otras cosas, sincronizar y/o replicar datos entre nubes públicas y privadas, y migrar servicios de forma continua entre nubes públicas y privadas.

Según Milind Govekar, vicepresidente ejecutivo de Gartner, “El cloud computing híbrido puede maximizar este valor equilibrando el uso de activos internos y servicios externos (por ejemplo, permitiendo que los servicios se desplieguen internamente cuando la capacidad interna esté disponible, pero que se trasladen a servicios públicos de cloud computing cuando no esté disponible), al tiempo que permite una mejor escalabilidad.

Computación en la nube de alto rendimiento 

La Computación de Alto Rendimiento o HPC se ha convertido en una oferta popular de los proveedores de Computación en la Nube.

HPC es en realidad una arquitectura de un conjunto de computadoras o procesadores. Por lo tanto, es el modelo de computación paralela donde si tienes un ordenador procesando y añades un segundo, ahora tienes dos ordenadores que se arrastran ejecutando los cálculos por ti y que, obviamente, pueden procesar más datos y darte resultados más rápidamente.

De manera similar, si quisiéramos aspirar una habitación, una aspiradora puede llevar mucho más tiempo que si cinco aspiramos la habitación al mismo tiempo.

Es ese tipo de idea la que está detrás de la computación de alto rendimiento.

La arquitectura ejecuta varios ordenadores en lo que se llama un clúster. Un clúster es un grupo de ordenadores que actúan como uno solo y hay software e infraestructura que apoyan este tipo de modelo de computación.

La computación de alto rendimiento utiliza de nuevo ese procesamiento paralelo como estrategia. Las arquitecturas de alto rendimiento pueden ejecutar cuatrillones de cálculos por segundo. 

Hay típicamente tres componentes de la computación de alto rendimiento.

Está el procesamiento de la computación, el almacenamiento de datos, y por supuesto la red.

Una Nube provee esa flexibilidad o elasticidad para construir el clúster y puede agregar dinámicamente al clúster si es necesario.

Así que la Nube realmente proporciona un modelo ideal para la computación de alto rendimiento ya que el hardware virtual puede ser añadido al clúster según sea necesario y se puede hacer muy eficientemente.

Como se ha mencionado anteriormente, la nube también puede proporcionar la red y el almacenamiento para la computación de alto rendimiento.

Por lo tanto, una vez más, la solución de la Nube para la Computación de Alto Rendimiento es bastante rentable y muy eficiente sobre todo en enfoque de Big Data.

Big Data necesita la Nube y el HPC

Big Data es un término que hemos estado escuchando desde hace tiempo se usa a menudo como un término de marketing.

Big Data es un término para una familia de estrategias para analizar, extraer información, buscar tendencias y patrones de grandes y complejos conjuntos de datos.

Estos conjuntos de datos se consideran demasiado grandes para obtener cualquier tipo de tendencias reales o para obtener información utilizable.

Por lo tanto, se debe hacer un análisis poderoso para entender u obtener cualquier información útil de estos grandes conjuntos de datos.

Este es el tipo de análisis de datos requiere una gran cantidad de almacenamiento y grandes cantidades de procesamiento, típicamente en Clusters.

La Nube puede ofrecer una solución. Los clusters de la Nube pueden ser típicamente implementados dinámicamente para procesar eficientemente los conjuntos de datos de Big Data.

Las soluciones de la nube también pueden aumentar o disminuir la escala según sea necesario para acomodar las necesidades de los datos a ser analizados.

Estos son conjuntos de datos extremadamente grandes que necesitan alta potencia, alto rendimiento, alto uso de hardware para obtener cualquier información útil de los datos.

El concepto de un almacén de datos fue creado principalmente para proteger a los usuarios del mal rendimiento causado por el análisis de los datos relacionales.

Típicamente, el procesamiento de los datos estaba programado para funcionar fuera de las horas en que los usuarios no estaban conectados al sistema.

La tecnología OLAP hacía posible los análisis multidimensionales porque las combinaciones y la cargas de los datos se hacían de noche o un par de veces al día para evitar el colapso de los sistemas.

El aumento de la cantidad de datos y la demanda de análisis en tiempo real para procesar los datos requieren hoy en día muchos recursos de computación, y si ese procesamiento se ejecutaría durante el tiempo que los usuarios también necesitan estar conectados al sistema, puede causar que el sistema se ralentice bastante.

La computación en nube proporciona una gran solución para este tipo de análisis. La computación en nube puede crear el Data Warehouse y también puede ofrecer los recursos de computación para procesar los grandes conjuntos de datos.

Una vez más, la flexibilidad de la Nube proporciona esa solución muy eficiente para los informes de Big Data, Big Data processing y Big Data. Existen otras técnicas que se empoderan y mejoran a la hora de usar la nube como la Data Virtualization.

Bare-Metal Server

Un “bare-metal server” es un servidor informático que es un “single-tenant physical server”. El término se utiliza hoy en día para distinguirlo de las formas modernas de virtualización y alojamiento en la nube.

Los servidores de “metal desnudo” tienen un solo “inquilino”.

No se comparten entre los usuarios. Cada servidor puede ejecutar cualquier cantidad de trabajo para el cliente, o puede tener varios usuarios simultáneos, pero están dedicados enteramente al cliente que los alquila.

A diferencia de muchos servidores en un centro de datos, no se comparten entre múltiples usuarios.

Los servidores bare-metal son servidores “físicos”. Cada servidor lógico que se ofrece en alquiler es una pieza física distinta de hardware que es un servidor funcional por sí mismo. No son servidores virtuales que se ejecutan en múltiples en un hardware compartido.

A veces un solo servidor físico funcionará con lo que llamamos una estrategia de alojamiento de metal desnudo. (bare metal hosting strategy).

Allí es donde se instalan los productos de software, incluido el sistema operativo, y se ejecutan directamente en el hardware físico o el software se instala en el hardware nativo y a menudo esto se denomina “bare metal”.

Así que el hardware y software nativo de un portátil es un buen ejemplo de computación “bare metal”.

La mayoría de los dispositivos móviles funcionan de esta manera. No se utiliza la virtualización, el software se comunica directamente y se ejecuta en el hardware de los dispositivos.

Esta es una estrategia fiable. Sin embargo, hoy en día, el hardware y los procesadores son muy rápidos, por lo que pueden procesar el software muy rápidamente, y muy a menudo hay mucho tiempo de inactividad asociado a la computación virtual.

Si un equipo quiere usar la computación “bare metal”, el equipo tendrá que obviamente usar hardware sobredimensionado porque va a costar mucho actualizar continuamente el hardware.

Con la virtualización, se permite que el hardware sea utilizado más eficientemente y ejecute más de un sistema operativo y sea accedido por más de un usuario.

Recapitulando

La Nube Privada es un servicio de computación en nube ofrecido por una empresa en su red interna privada y sólo para usuarios selectos en lugar del público en general.

También conocida como nube interna o corporativa, la computación en nube privada ofrece a las empresas muchos de los beneficios de la computación en nube, tales como: autoservicio, escalabilidad y elasticidad.

Sin embargo, una Nube privada ofrecía a la empresa el control y la personalización de los recursos de datos y hardware.

La empresa también tiene control sobre la infraestructura informática alojada en las instalaciones.

Además, las nubes privadas ofrecen un mayor nivel de seguridad y privacidad, tanto a través de los cortafuegos de la empresa como del alojamiento interno, para garantizar que las operaciones y los datos sensibles no sean accesibles a terceros proveedores.

Una desventaja es que el departamento de tecnología de la información de la empresa se hace responsable del costo y la responsabilidad de la gestión de la nube privada.

Por lo tanto, las nubes privadas requieren los mismos gastos de personal, gestión y mantenimiento que la propiedad tradicional de los centros de datos.

Nube Privada Virtual (VPC)

Una Nube Privada Virtual (VPC) es un pool configurable bajo demanda de recursos de computación compartidos asignados por un proveedor de Nube pública, dentro de una nube pública, entregando servicios de computación en la Nube a través de una red privada virtual (VPN). La VPN permite o crea una subred que forma parte de la red de la empresa.

Sin embargo, la VPN utiliza la Internet como medio para la conexión de la empresa. La VPN permite a la empresa trabajar virtualmente en privado.

Una nube pública es un proveedor de terceros que pone los servicios de computación a disposición de cualquier individuo o empresa que desee adquirir los servicios. Los servicios se entregan a través de la Internet pública.

Las Nubes Públicas hacen que los servicios estén disponibles en un modelo de “pago por uso”, donde los clientes pueden ampliar o reducir la escala según sea necesario.

Una Nube Híbrida es una mezcla entre la Nube privada en las instalaciones y los servicios de un proveedor de Nube pública. La mezcla permite a la empresa reducir algunas de las desventajas y riesgos de la Nube pública.

La empresa puede utilizar la parte privada de la solución para gestionar datos privados o sensibles. Esto también puede mantener el control de los datos críticos.

El componente privado también puede reducir la dependencia de un tercer proveedor.

El componente público de la Nube Híbrida típicamente agrega infraestructura como un servicio. El componente público ofrece procesamiento, redes, entornos de prueba y otros elementos.

Una Nube Híbrida ofrece todas las ventajas de la computación en la Nube, mientras que sigue gestionando los inconvenientes y riesgos.

Un enfoque multicloud representa el alojamiento distribuido y redundante de diferentes clouds en diferentes provedores publicos para repartir el riesgo de fallos.

La computación de alto rendimiento (HPC) es una estrategia de computación que implica un procesamiento paralelo. El procesamiento paralelo se realiza mediante un clúster.

Un clúster es un grupo de computadoras que actúan como una sola. El procesamiento es compartido por todas las computadoras del clúster. Esta estrategia permite más cálculos por segundo.

Por hoy es todo… en la próxima entrega hablaremos de Dockers, Kubernetes y mucho más

Michele Iurillo. Synergo

 

Autor: Michele Iurillo. Synergo