No hay duda de que la economía de la nube, sus números y todas las cuentas de resultados son favorable, aun así hay muchos profesionales y empresas que aun sigue decantándose para tener servidores físicos en sus empresas.

Se siguen vendiendo servidores “físicos” en medio mundo, hay quien dicen que los data center son monstruos ecológicos, un gran debate sobre un concepto que no se limita solo en el almacenamiento, sino que permite abordar grandes potencialidades, cualquiera puede desplegar un cluster en la nube desde su propria casa, nunca el ser humano ha tenido tanta potencia de calculo en sus manos.

La pregunta de estos dias es ¿Que hubiera pasado con la Pandemia de Covid19 sin los data centers? Imaginar cuantos servicios caídos, cuanta gente enferma, la ineficiencia de respuesta. Realmente nos has salvado la Nube y es duro de admitir.

La Historia de la computación en la nube esta muy ligada a la figura de J.C.R. Liclkider (“Lick” para los amigos), que participó en el desarrollo de la madre de Internet la famosa red ARPANET.

La aportación de John McCarthy, padre del término Inteligencia Artificial, fue también muy importante ellos son en definitiva los principales previsores de lo que se convertiría en el termino “Cloud”.

Licklider trazó las primeras ideas de una red computacional global ya en el 1962, en concreto entorno al concepto de ‘Red Computacional’.

El estadounidense describió en diversos documentos algunas aplicaciones en la red, y predijo el uso de las redes para soportar comunidades de intereses comunes sin importar la ubicación de sus usuarios.

Por su parte, MacCarthy opinaba lo siguiente: “La computación algún día estará organizada como un servicio público, así como la luz o el agua”.

Reflexionemos hoy si todos los data center del mundo se pudiesen apagar aunque sea solo para unas horas, seria el caos, quizá por esto que aun se venden servidores físicos hoy en día, pero ¿tiene sentido un ordenador hoy en día sin una conexión a internet?

Si en los 60 nació el germen, la aplicación de la nube tal y como la conocemos hoy comenzó en los años 80, cuando algunas tareas empezaron a tomar cuerpo en una red de computadoras en lugar de hacerlo en un único servidor.

De esta manera, la tarea se reparte entre varias máquinas, exigiendo menos del sistema para entregar el servicio a los usuarios.

El padre de la nube

La palabra “nube” fue empleada por primera vez en el entorno académico en 1997 por el profesor Ramnath Chellappa, quien habló de un nuevo paradigma de computación.

Aunque quizá sea Salesforce.com la fue la primera empresa en introducir el término “software como servicio”, entregando aplicaciones para empresas a través de un sitio web.

La nube es conectividad, flexibilidad, ligereza, un concepto revolucionario que permite que el mundo avance, la nube hoy lo es todo, sobre todo porque los datos han tomado relevancia, existen empresas que tienen en sus activos solo datos y ¿donde se encuentran estos datos? En la nube.

La nube es menos costosa en general y sobre todo más justa. El uso de los servicios de computación en la Nube se cobra por hora o por una suscripción mensual. Sin embargo, por lo general los clientes pueden negociar cualquier tipo de opción de pago.

La computación en nube es un costo variable del 100 por ciento. Por lo tanto, una empresa puede eliminar los costos fijos y los gastos generales de su propia infraestructura de TI o hardware.

Las empresas pueden añadir tantos servicios como necesiten e incluso pueden reducir los servicios según sea necesario o según lo requiera su propia demanda de negocio. La nube y otros servicios remotos no son un sustituto de ningún dispositivo, hardware o software nativo.

La nube puede proporcionar servicios como la movilidad. Por lo tanto, en un dispositivo móvil como una tableta o incluso un teléfono móvil, es posible traer un escritorio Cloud y se puede utilizar de una manera muy similar al escritorio que aparece en el ordenador portátil.

Mirate alrededor…

Es probable que tengas varios dispositivos, cada uno de los cuales tiene su propio hardware físico, sistema operativo nativo y software nativo.

El hardware y el software nativo se llaman recursos locales. Los servicios en la nube son servicios remotos.

Así que deberías poder acceder tanto a los recursos de la Nube como a los recursos locales desde cualquier dispositivo.

Cualquier servicio al que se acceda a través de la red va a ser un servicio remoto por definición. La escalabilidad de los servicios en la Nube permite una mejor gestión de la infraestructura informática y una gestión más eficiente de la misma.

Las infraestructuras

Las infraestructuras informáticas son el conjunto de hardware, software, redes, instalaciones y equipos relacionados que se utilizan en el desarrollo de aplicaciones, operaciones informáticas, cualquier tipo de monitorización y cualquier otro tipo de soporte de la tecnología de la información o del procesamiento de datos.

La nube permite a las empresas consolidar y reducir los servicios de computación a casi un 100 por ciento de infraestructura en la nube si eso es consistente con el modelo de negocios de la empresa.

Pero ¿Que son los servicios gestionados?. Son servicios que pueden gestionar completamente su infraestructura desde la Nube.

Michele Iurillo. Synergo

 

Autor: Michele Iurillo. Synergo