DAMA ESPAÑA – GRUPO DE TRABAJO “GESTIÓN DEL CAMBIO”

Bien es sabido que toda revolución se genera por una necesidad apresurada de cambio. A lo largo de la historia así ha sido y no va a ser menos hoy, en la cuarta revolución industrial: la de los datos.

Cada vez hay más organizaciones, públicas y privadas, que se dan cuenta de lo importante que es invertir en una adecuada gestión de sus datos y velar por aspectos como su calidad o seguridad. Independientemente de si empiezan este ejercicio por los cimientos o el tejado, las dificultades que se encuentran son comunes, pero quizás hay una que reluce e incomoda sobre el resto: la resistencia de las personas a acompañar este cambio.

tipos de actores en gestión del cambio

En este caso nos enfrentamos a un reto mayúsculo. No se trata de aprender a manejar una nueva máquina o a procesar mayores cantidades de información. En primer lugar, hay que concienciar a la población de que los datos son activos que tienen valor y como tal es natural que tengan propietarios, puedan ser intercambiados o utilizados para un fin… pero siempre dentro de un entorno regulado y gobernado.

Cuando en nuestro día a día necesitamos comprar un nuevo producto, nos informamos sobre precios, calidades, variedades, vendedores… Lo mismo podemos aplicar al uso de los datos. Parece razonable que antes de utilizar un dato tengamos que informarnos sobre las distintas fuentes en las que podemos localizarlo, quiénes son sus propietarios para que nos asesoren sobre si cubre la necesidad que buscamos o si tiene algún tipo de protección por la que no podamos disponer de él de inmediato. Desafortunadamente no siempre lo más razonable es lo más común.

Los CDOs o figuras equivalentes de las grandes empresas se enfrentan a esta barrera desde hace tiempo. En cualquier organización hay muchas personas que tienen acceso a grandes cantidades de información que utilizan de forma recurrente, pero no dedican el tiempo necesario a participar en las tareas de gestión de los datos que promueven los CDOs. Generalmente se tienen otras prioridades o urgencias antes que atender a esto, pero ¿qué ocurre si no estamos utilizando los datos adecuados para tomar decisiones?

8 etapas de Kotter para la Gestión del Cambio

Del mismo modo, las administraciones públicas tienen ante sí una oportunidad de basar las grandes decisiones en conclusiones obtenidas a partir de los datos. Actualmente estamos viendo la importancia de disponer de unos datos sanitarios adecuados como base para decisiones que afectan a numerosos sectores. Pero también en otros ámbitos de vital importancia para la sociedad más allá del sanitario como Educación, Hacienda o Empleo las decisiones basadas en datos deben estar a la orden del día. Para ello también es necesario no sólo un liderazgo en materia de gestión de datos a nivel estatal, sino trasladar esa necesidad y compromiso de cuidar los datos desde las administraciones territoriales y locales hasta los propios empleados públicos y la ciudadanía en su conjunto.

Por estos motivos, se hace esencial acompañar al gobierno de los datos con una gestión del cambio cultural en el uso de estos. La principal referencia que seguimos los que nos dedicamos a asesorar en la gestión de los datos, el DMBOK, no es ajeno a este paradigma y nos da algunas pistas para encarar este reto.

Desde DAMA España hay un profundo interés por ayudar a la sociedad a superar cualquier tipo de barrera que condicione el uso y la gestión de los datos. Por ello se propone la creación de un grupo de trabajo específico para generar conocimiento y compartir experiencias en cuanto a la dificultad de liderar y gestionar este cambio de mentalidad. También para concienciar de la importancia de poner en marcha las acciones relacionadas con gestión de la información a aquellas personas que puedan ser más reacias al cambio. No se busca encontrar la solución definitiva, pero sí explorar métodos para dotar de herramientas y buenas prácticas a aquellos que se enfrenten a este reto.

Mario Salamanca. Responsable Grupo de Gestión del Cambio de Dama España

Autor: Mario Salamanca

DAMA CDMP Certified – Master Level

Manager Data Governance & Data Risk en Deloitte Advisory

Ingeniero de Telecomunicación (2010) – Universidad de Valladolid